Un malentendido

Llevo el día entero escuchando en la radio si se debería prohibir la proyección del vídeo que ha animado a las masas de extrema derecha a salir a la calle y quemar todo lo que huele a musulmán. Al parecer, un vídeo de muy mal gusto que provoca ganas de vomitar – según la nueva crítica cinematográfica incrustada en la sección de política de los periódicos biempensantes – ofende las creencias de esos comprensibles revoltosos. Políticos, juristas y asociaciones de diferente credo han acusado al director del film de provocar. El líder de extrema derecha ha señalado que ese vídeo no tiene nada que ver con la libertad de expresión, que ofende las creencias de mucha gente y advierte que habrá más protestas. Los expertos discuten ahora si es posible una prohibición dentro del marco legal constituyente. Algunos políticos han mostrado reticencias, entre ellos, el ministro del Interior, que se ha mostrado en contra de restringir la libertad de expresión. No obstante, la ministra de Justicia ha asegurado que tiene un límite (la libertad de expresión) y que su proyección en suelo nacional se examinará desde el punto de vista del derecho de reunión, seguridad y orden público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: